diumenge, d’agost 12, 2007


El conejito blanco, es mecido por la luz y el tiempo, en una cuna llena de tierna consciencia.

La llum i el temps una sutil presencia.